CBD Y LA ANSIEDAD Y EL ESTRÉS: QUÉ NECESITAS SABER

La ansiedad y el estrés son dos problemáticas muy comunes y frecuentes en estos tiempos y se han acentuado desde que el Covid-19 apareció en nuestras vidas.

El estrés es una reacción del cuerpo ante un desafío o una demanda. Es una afección que es muy común debido al estilo de vida actual, las rutinas diarias demandantes, las consecuentes crisis y, en este momento en concreto, la situación del mundo con respecto al Covid que también influye directamente en el aumento del estrés.

La ansiedad es una emoción que todos hemos experimentado en alguna ocasión, especialmente cuando nos enfrentamos a situaciones que pueden resultar difíciles, angustiantes y perturbadoras. La ansiedad afecta directamente en la calidad de vida y también puede afectar al sueño. 

Si has experimentado alguna vez ansiedad, entonces sabes cuánto dolor y malestar puede ocasionarte en tu vida. La ansiedad puede hacer que se sientas abrumado, con náuseas, fatigado e incapaz de seguir con tu día a día de la mejor manera.

La buena noticia para quienes padecen ansiedad y/o estrés es que el aceite de CBD es prometedor para estas afecciones y podría ayudar a combatirlas.

 

¿Qué es la ansiedad?

La mayoría de las personas tenemos preocupaciones propias de nuestro día a día, son preocupaciones ocasionales, pero, a diferencia de estas preocupaciones, la ansiedad es un trastorno que puede obstaculizar el funcionamiento normal. La ansiedad a menudo se manifiesta como sentimientos de inquietud, nerviosismo, preocupación, temor, miedo o pánico por lo que está a punto de ocurrir o puede ocurrir, y puede conducir al desarrollo de síntomas secundarios como insomnio, depresión, sudores, palpitaciones y náuseas.

Existe una variedad de trastornos de ansiedad, que incluyen el trastorno de ansiedad generalizada, el trastorno de pánico, el trastorno de ansiedad por separación y las fobias específicas. Estos trastornos pueden manifestarse de diferentes formas y variedad de síntomas, algunos casos son leves y otros son más graves. Muchos pacientes suelen utilizar medicamentos farmacéuticos tradicionales junto con la terapia convencional, como la terapia cognitivo-conductual (TCC) y la hipnoterapia.

Desafortunadamente la ansiedad afecta a mucha gente y puede generar un alto impacto en nuestra vida diaria, afectando negativamente en nuestras relaciones, en nuestra calidad de vida y en la capacidad para realizar las tareas cotidianas.

 

¿Cómo puede ayudar el CBD a tratar la ansiedad?

El CBD puede ayudar con la ansiedad y los síntomas relacionados con la ansiedad. 

Una revisión de 2018 de varios estudios clínicos muestra que el CBD puede tener efectos antipsicóticos en personas con esquizofrenia y un efecto sustancial en personas con un trastorno de ansiedad generalizada (TAG) (1)

El CBD interactúa con nuestros receptores cannabinoides (CB1, TRPV) y receptores fuera de nuestro sistema endocannabinoide como el 5-HT1A, nuestro receptor de serotonina. El CBD puede interactuar con los receptores de serotonina, lo que podría ayudar a reducir los niveles de ansiedad.

La serotonina es una hormona y un neurotransmisor que juega un papel clave en la regulación del estado de ánimo. Es posible que hayas oído hablar de la serotonina como la “hormona de la felicidad” debido a su capacidad para mejorar el estado de ánimo e impartir sentimientos de felicidad. El impacto de la serotonina en el estado de ánimo es tan fuerte que se utiliza como tratamiento para trastornos como la depresión y la ansiedad (2). 

Los estudios demuestran que el CBD tiene la capacidad de activar los receptores de serotonina como el 5-HT1a, y esta activación conduce a un aumento en los niveles de serotonina que mejoran el estado de ánimo (3).

Otra forma en que el CBD puede ayudar a reducir la ansiedad es actuando sobre sus niveles de cortisol.

El cortisol es la hormona del estrés que presenta niveles elevados en personas con ansiedad. Existen investigaciones que han encontrado que el CBD puede interferir con la secreción de cortisol y disminuir significativamente los niveles de cortisol (4). 

Se han realizado algunas importantes investigaciones que demuestran los efectos ansiolíticos del CBD en humanos. Sin embargo, es importante tener en cuenta que estas investigaciones se encuentran en sus primeras fases y se necesitan estudios clínicos más sólidos antes de que se puedan sacar conclusiones definitivas sobre la eficacia del CBD como tratamiento contra la ansiedad.

Un estudio de 2019 investigó la efectividad del CBD como tratamiento contra la ansiedad, dando aceite de CBD a adolescentes con trastornos de ansiedad social. Los participantes recibieron 300 mg de CBD o un placebo al día durante cuatro semanas. Se midieron los síntomas del trastorno de ansiedad social al inicio y al final del período de tratamiento. Los resultados encontraron que el tratamiento con aceite de CBD logró reducir la ansiedad en los participantes de manera significativa y que el aceite de CBD podría ser una opción de tratamiento eficaz para la ansiedad social (5). 

Los efectos del CBD sobre los niveles de ansiedad también se investigaron en un estudio de 2011. Este estudio involucró específicamente a pacientes con trastorno de ansiedad social generalizada. Los pacientes recibieron CBD o un placebo antes de una prueba de hablar en público destinada a inducir sus síntomas de ansiedad. El estudio mostró como resultado que el CBD ofreció una reducción significativa de la ansiedad, el deterioro cognitivo y la incomodidad que supone el hablar en público en los participantes (6). 

Los pacientes que recibieron el placebo experimentaron un aumento de la tensión arterial, el ritmo cardíaco y la sudoración de la piel durante la prueba, todas medidas fisiológicas de ansiedad. Estos mismos aumentos fisiológicos fueron casi inexistentes en los pacientes que recibieron CBD, destacando el potencial reductor de ansiedad del CBD. Hubo algunas limitaciones en este estudio, incluido el tamaño pequeño de la muestra, pero muestra el potencial del CBD para ayudar con la ansiedad.

Los estudios aún no son concluyentes y las dosis utilizadas varían en función de la levedad o gravedad de la ansiedad y el sistema endocannabinoide de cada persona. El rango de dosis utilizadas va desde 30 mg (7) a 800 mg (8) al día.

El CBD puede afectar una variedad de factores que contribuyen a mejorar el estado de ánimo y reducir los niveles de ansiedad, lo que demuestra que el cannabinoide tiene el potencial de actuar como ansiolítico. 

Así pues, el aceite de CBD se muestra prometedor como tratamiento para la ansiedad y las afecciones relacionadas, pero se necesita más investigación antes de que los profesionales médicos puedan saber qué tan efectivo es el aceite de CBD para la ansiedad.

 

En conclusión

La ansiedad afecta a millones de personas y condiciona negativamente la calidad de vida.

La investigación actual muestra que el CBD ha demostrado tener propiedades para reducir la ansiedad, y estudios posteriores podrán demostrar cuán efectivo podría ser el CBD como ansiolítico.