EL SISTEMA ENDOCANNABINOIDE

El cuerpo humano tiene una amplia red de receptores, denominado sistema endocannabinoide

 

El propósito de este sistema es ayudar a nuestros cuerpos a mantenerse equilibrados y con buena salud en general. El CBD y otros cannabinoides encajan en los receptores del sistema endocannabinoide, lo que ayuda al cuerpo a completar sus esfuerzos para mantenernos en buena salud manteniendo la homeostasis.

 

El sistema endocannabinoide (ECS) es uno de los sistemas biológicos del cuerpo humano descubierto recientemente, en 1990 por el Dr. L.A. Matsuda. Al igual que los demás sistemas del cuerpo humano tienen sus funciones específicas, también las tiene el sistema endocannabinoide.

 

El ECS se encarga de regular la actividad de todos los demás sistemas biológicos lo que asegura su correcto funcionamiento. Esto significa que nuestro ECS afecta todo lo que hace el cuerpo humano y nos afecta cada segundo. El ECS participa de forma activa en la regulación de nuestra fisiología (incluyendo aspectos como el apetito, la sensación al dolor o el humor) y está involucrado en multitud de procesos fisiológicos, como en la memoria, el apetito, el estrés, la energía, la función inmune y el sueño. 

 

¿Cómo es que sabemos tan poco sobre una parte tan importante de nuestras vidas?

 

Breve historia del sistema endocannabinoide

 

Mientras los científicos intentaban descubrir cómo funciona el cannabis, principalmente cómo influye el tetrahidrocannabinol (THC) en nosotros, encontraron los receptores a los que el THC puede unirse si se consume. De ahí el nombre de receptores cannabinoides. Para su sorpresa, encontraron receptores de cannabinoides esparcidos por todo el cuerpo humano.

 

Y aún más sorprendente, descubrieron un ligando endógeno, para el cual existen los receptores cannabinoides. Más tarde, encontraron más sustancias químicas producidas por nuestros cuerpos que interactúan con los receptores de cannabinoides y las llamaron endocannabinoides.

 

El primer endocannabinoide identificado, la anandamida, se documentó en 1992. Los investigadores se sorprendieron de cómo la anandamida se parece estructuralmente al THC y lo similar que es en actividad cuando se une a los receptores. Pronto, descubrieron otro compuesto, el 2-AG, que se encuentra principalmente en nuestro cerebro y que tiene una gran afinidad por los receptores cannabinoides. Más tarde, siguieron más.

¿Qué son los endocannabinoides?

 

Estos fascinantes compuestos se producen en nuestros cuerpos y actúan como moléculas de señalización, similares a los neurotransmisores. Al igual que los neurotransmisores, se producen en las células neuronales y su función es enviar mensajes de una neurona a otra. Sin embargo, los endocannabinoides se producen en la neurona postsináptica, a diferencia de los neurotransmisores que se producen en la neurona presináptica.

 

Al ir en la dirección opuesta en las neuronas, los endocannabinoides se unen a los receptores de cannabinoides que regulan la cantidad de neurotransmisores liberados en la neurona presináptica.

 

Con esta señalización de grado contrario, los endocannabinoides como la anandamida y el 2-AG sirven como mecanismo de liberación de bloqueo. Su función es limitar la actividad de los neurotransmisores disminuyendo su liberación. Al hacerlo, están ralentizando la interacción neurotransmisor-receptor, lo que evita que el sistema nervioso se altere.

Los neurotransmisores como la dopamina se producen en la neurona presináptica y viajan a la neurona postsináptica ¡Los endocannabinoides hacen lo contrario!

El papel del sistema endocannabinoide humano

 

Los endocannabinoides, los receptores cannabinoides y las enzimas son los encargados de cuidar que todas las funciones de nuestro organismo funcionen correctamente. Los endocannabinoides se biosintetizan bajo demanda a través de la producción enzimática en la neurona postsináptica.

 

Los dos primeros receptores cannabinoides conocidos fueron el CB1 y el CB2, cada uno encargado de procesos distintos: 

 

  • CB1: También llamado receptor cannabinoide de tipo 1 se activa con cannabinoides producidos por el sistema endocannabinoide, como también por cannabinoides derivados del cannabis, especialmente el THC.  Además de estar implicados en el mantenimiento de la homeostasis — tanto en la salud como en la enfermedad —, son considerados como los causantes de la euforia, además de los anticonvulsivos del cannabis. 
  • CB2: también llamado receptor cannabinoide de tipo 2 receptor cannabinoide periférico. Al igual que el CB1, se activa con cannabinoides producidos por el mismo sistema endocannabinoide, como también derivados del cannabis. Se ha encontrado que este receptor tiene especial preferencia por el compuesto de CBD o cannabidiol, más que por el TCH. Por lo que, en vez de generar la euforia propia del cannabis, tiene un efecto más bien médico el cuerpo, y son responsables de la acción antiinflamatoria.

 

Por ahora los endocannabinoides que conocemos y que influyen en nuestros receptores CB1 y CB2 son: Araquidonoiletanolamina (Anandamida o AEA), 2-Araquidonoilglicerol (2-AG), 2-Araquidonil gliceril éter (noladin éter), N-Araquidonoil dopamina (NADA) Virodhamine (OAE), Lysophosphatidylinositol (LPI).

 

El sistema endocannabinoide y el aceite de CBD

Como vemos, el sistema endocannabinoide tiene una gran influencia en nuestra vida. 

 

¿Qué sucede si el sistema no funciona como debería?

 

Las consecuencias de un sistema endocannabinoide distorsionado se ven en:

  • Cambios de humor inexplicables y cambios repentinos de comportamiento.
  • Patrones de sueño irregulares y trastornos alimentarios
  • Migrañas y otras formas de dolores de cabeza.
  • Enfermedades autoinmunes y enfermedades del sistema nervioso

 

Las razones del mal funcionamiento del sistema endocannabinoide pueden ser las siguientes:

  • Los receptores de cannabinoides pueden desgastarse debido al estrés, la falta de sueño, etc. y no pueden recibir la señalización endocannabinoide.
  • Las enzimas no funcionan correctamente (probablemente debido a una dieta poco saludable o abuso de alcohol y drogas, intoxicación) y hay demasiados endocannabinoides presentes que dan como resultado un tono endocannabinoide hiperactivo.
  • Deficiencia de endocannabinoides, lo que significa que el cuerpo no produce suficientes cannabinoides propios para apoyar otros procesos.

 

Y por todas estas razones, el aceite de CBD tiene un papel importante. El CBD está implicado en cada aspecto de la salud humana. El CBD puede resolver muchos problemas simplemente poniendo bajo control nuestro sistema endocannabinoide. 

 

¿Cómo afecta el CBD al Sistema Endocannabinoide?

 

El CBD interactúa con tu ECS de manera diferente al THC. No es psicoactivo y, por lo tanto, no te coloca.

 

Tu ECS no solo responde a los endocannabinoides de tu cuerpo. También responde a cannabinoides externos como el CBD. Cuando introduces CBD en tu cuerpo, ayudas a disminuir los síntomas de una amplia gama de afecciones, que incluyen:

  • Ansiedad
  • Inflamación crónica
  • Depresión
  • Esclerosis múltiple
  • Epilepsia
  • Artritis Reumatoide

 

El CBD actúa sobre los receptores CB1 y CB2 de tu cuerpo, produciendo resultados positivos. El cannabidiol puede influir en las 3 partes de nuestro ECS:

  • Se une a los receptores CB1 y CB2 sin activarlos, lo que los pone en reposo al activar los receptores TRPV1 que controlan funciones esenciales como la temperatura corporal, la percepción del dolor y la inflamación.
  • El CBD ayuda al cuerpo a producir más endocannabinoides.
  • El cannabidiol disminuye la degradación enzimática de los endocannabinoides, aumentando su recuento.

Conclusión:

 

Como hemos visto, ECS es una parte sumamente importante de nuestro cuerpo y su conocimiento e investigación ayudan formas nuevas de tratar las enfermedades, ayudan a comprender mejor nuestro cuerpo y nos muestran opciones para vivir una vida más saludable.

 

El descubrimiento del ECS ha despertado mucho interés en la comunidad científica. Hay cantidad de estudios enfocados a descubrir y demostrar los efectos de los cannabinoides en nuestro cuerpo sobre todo con fines médicos.

 

Reflexiones finales sobre el CBD 

 

Esperamos que haya disfrutado aprendiendo más sobre el CBD. Este compuesto derivado del cannabis contiene un tesoro de ciencia apasionante y siempre es emocionante compartirlo con nuestros clientes. Después de todo, cuando está equipado con conocimientos, esto a menudo puede hacer que se sienta más seguro en las decisiones de compra que toma.

 

La clave para desbloquear el potencial terapéutico del CBD es la información. Si comprendes bien cómo funciona el CBD en el cuerpo, podrás elegir los productos adecuados para respaldar tu viaje hacia el bienestar. Algunos consumidores que buscan mayor calidad de vida y bienestar comienzan a tomar CBD sin tener los conocimientos básicos que necesitan para aprovechar al máximo el compuesto.

 

Si tienes alguna pregunta sobre el CBD, estaremos encantados de responderla. No hay nada que nos guste más que hablar de este compuesto. No dudes en ponerte en contacto con nosotros si te surgen preguntas. Para aquellos que estéis listos para comenzar a explorar el CBD, os recomendamos que consultéis nuestros productos de CBD oil disponibles para pedir hoy.