¿EL CBD ES LEGAL?

En los últimos años, ha habido un aumento considerable de la demanda de productos elaborados con cannabidiol (CBD), un fitocannabinoide extraído de cannabis sativa L.

Los diferentes países tienen diferentes leyes con respecto a esta sustancia. De hecho, algunas leyes cambian de un país a otro.

El Comité Experto en Drogodependencia de la Organización Mundial de la Salud concluyó en noviembre del 2017 que el CBD «no es adictivo ni nocivo para la salud, y puede tener propiedades terapéuticas». 

La OMS recomendó en enero de 2019 la retirada del Cannabis de la lista IV de sustancias prohibidas de la Convención sobre drogas de 1961.

El 1 de enero de 2020, la Agencia Mundial Antidopaje eliminó el CBD de la lista de sustancias prohibidas a nivel mundial. Cualquier deportista puede usar CBD sin acarrear ninguna suspensión ni multa por dopaje.

En noviembre del 2020 la OMS afirmó que el CBD tiene usos terapéuticos y no ha encontrado resultados adversos para la salud, sino todo lo contrario. En un informe preliminar afirmó que el CBD es seguro y bien tolerado en humanos (y animales) y no está asociado a ningún efecto negativo para la salud pública. “Hay evidencias preliminares de que el CBD puede ser un tratamiento útil para afecciones médicas […] epilepsia, ansiedad, enfermedades inflamatorias, dolores, náuseas, etc…” Son algunas de las afirmaciones recogidas en el texto. (1)

El 19 de noviembre de 2020 El TJUE concluye que el CDB no incluye un principio psicoactivo en el estado actual del conocimiento científico, no puede calificarse como “estupefaciente” y que, por tanto al ser productos seguros, le son aplicables los artículos 34 a 36 del TFUE que garantizan el principio de libre circulación y comercio entre los estados miembros de la Unión Europea. (2)

El 2 de diciembre de 2020, la Comisión de Estupefacientes de la ONU (CND), reconoció las propiedades medicinales del cannabis y lo eliminó de la clasificación de los estupefacientes más peligrosos.

Continúa leyendo para obtener más información.

El estatus legal del CBD en España

El CBD es legal en España. 

España es uno de los países productores de cáñamo más liberales de la Unión Europea, justo después de los Países Bajos. Las leyes españolas están a favor de la ley general de la UE sobre cáñamo industrial para permitir oficialmente la producción y compra de productos de CBD que contengan menos del 0,2% de THC. Mediante el Real Decreto 1729/1999, de 12 de noviembre de 1999, el gobierno español ha autorizado el cultivo de 25 variedades del cáñamo industrial. Para que el cultivo de cáñamo sea legal en nuestro país, las semillas tienen que estar certificadas por la Unión Europea.

Las leyes europeas que recogen la legislación sobre el cultivo de cáñamo CBD son el decreto europeo n. 639-2014; reglamento europeo n. 1307/2013.

En 2018, la UE prohibió el uso de aceite de CBD como aditivo alimentario para el consumo humano. Sin embargo, las semillas de cáñamo y los productos para el cuidado de la piel están permitidos según la legislación de la UE.

Desde enero de 2019, la UE ha clasificado el CBD que se agrega a los complementos alimenticios como “nuevo alimento”, lo que significa que los productos deben ser evaluados y autorizados antes de que se permita su comercialización.

En los EEUU y en la mayoría de los países de la UE, es legal comprar y enviar por correo CBD que contenga menos del 0,3% – 0,2% de THC.

La ley y las regulaciones del aceite de CBD para el uso médico y recreativo del cáñamo y el cannabis cambian constantemente en la mayoría de los países del mundo. A medida que aumenta la popularidad de ambas especies de la planta, los países comienzan a reducir las restricciones legales sobre el cultivo, la producción, la distribución, las ventas, la clasificación y los impuestos del cáñamo y sus productos derivados. 

En España el consumo y posesión de cannabis es ilegal solo en la vía y lugares públicos. Se permite el cultivo, la posesión y el consumo privados en diversos grados según la Comunidad Autónoma o Región. 

El cannabidiol (CBD) figura en la base de datos de ingredientes de cosméticos de la UE y, en algunos países, los productos a base de CBD para uso tópico se pueden vender como cosméticos. Además, hoy en día se pueden adquirir los que están clasificados como medicamentos con receta, pero solo en algunos países y solo con receta médica.

Además de que el CBD es legal en España, también es legal (al menos hasta cierto punto) en los siguientes países europeos: Austria, Bulgaria, Croacia, Chipre, República Checa, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Irlanda del Norte, Noruega, Polonia, Portugal, Rumanía, Eslovenia, Suecia, Suiza y Reino Unido.

Mientras que en países como Reino Unido, Canadá o EEUU los productos de CBD están catalogados como complemento alimenticio, en España está restringido su uso interno a pesar de los informes positivos sobre los efectos del CBD de organismos como la OMS. 

La OMS insiste en que el CBD no es adictivo y no tiene riesgos para la salud pública, y es una sustancia permitida en el deporte por la AMA (Agencia Mundial Antidopaje). A pesar de ello en nuestro país solo se permite su uso a nivel tópico; debido a esta normativa todos los productos comercializados en España son exclusivamente para uso externo y clasificados como cosméticos.

Conclusión

En conclusión, el uso y producción de productos ricos en CBD es totalmente legal en España siempre que el producto esté diseñado sólo para uso tópico y contenga menos del 0,2% de THC

Así pues, por el momento en España la comercialización de productos con CBD se ciñe al uso externo y, por lo tanto, los productos solo pueden ser recomendados para este modo de empleo y comercializados como cosméticos. (3)