CBD Y EFECTOS SECUNDARIOS

Investigaciones médicas han confirmado que el CBD se tolera bien y es poco probable que cause efectos secundarios graves cuando se usa de manera responsable.

El CBD es seguro y es raro que el consumo de productos de CBD provoque efectos secundarios negativos. Si aparece algún efecto secundario tiende a ser muy leve. Los problemas con los efectos secundarios del CBD provienen con mayor frecuencia de altas dosis de CBD, la combinación de CBD con otros medicamentos o el uso de CBD junto con otras afecciones de salud subyacentes (1).

En estos casos pueden aparecer cierta fatiga y somnolencia. Independientemente del tipo de producto de CBD que estés usando, si experimentas estos síntomas, debes dejar de usar el producto durante un tiempo, antes de volver a usarlo gradualmente en una dosis reducida.

 

La cantidad de CBD que usa en un momento dado es el punto clave de la experiencia terapéutica. Si tomas muy poco, es posible que los beneficios terapéuticos no se materialicen. Si tomas demasiado, podrías terminar experimentando los efectos secundarios no deseados de somnolencia y fatiga. Debes intentar buscar un equilibrio.

 

Esto se puede lograr experimentando con la cantidad de CBD que estás tomando.