¿QUÉ ES EL CBD?

Para entender el aceite de CBD, primero tenemos que hablar sobre el sistema endocannabinoide (ECS). El ECS es lo que mantiene nuestro cuerpo en homeostasis; en otras palabras, nos ayuda a mantener el equilibrio y la estabilidad en nuestro estado de ánimo, ciclos de sueño, metabolismo, hormonas y más.

 

Para que tu ECS funcione de manera efectiva, necesita un suministro constante de compuestos llamados cannabinoides. Algunos cannabinoides son producidos por su cuerpo (llamados endocannabinoides). Otros son producidos por plantas (llamados fitocannabinoides). Y otros son cannabinoides sintéticos generados en laboratorios.

 

Uno de los fitocannabinoides más conocidos es el CBD, que significa cannabidiol. Es un compuesto asombroso que interactúa inteligentemente con tu sistema endocannabinoide para mantener tu cuerpo en equilibrio. Como resultado, el uso regular de CBD puede ayudar a controlar la ansiedad diaria, promover una sensación de calma y concentración, ayudar a la recuperación de la inflamación inducida por el ejercicio, dolores musculares, articulares, artritis y promover ciclos de sueño saludables.

 

El CBD se encuentra en la planta del cáñamo (Cannabis Sativa L.) y es uno de los cannabinoides más conocidos y más importantes de los 113 cannabinoides activos identificados en el Cannabis. 

 

El CBD presenta importantes diferencias vs. el THC, entre ellas que si presenta una cierta preferencia por el CB2 frente al CB1. También presenta la diferencia de no tratarse de un psicotrópico, a diferencia del THC, pero sí parece reducir el efecto eufórico que este último produce. 

 

Este compuesto ha mostrado tener un alcance médico más amplio que el THC. Además de ser antiinflamatorio y ayudar con el dolor, puede ayudar a reducir la cantidad de células cancerígenas en el cuerpo, como también ser usado para aliviar la ansiedad, náusea, inflamación, convulsiones, esquizofrenia, Parkinson, entre otros.